IFAK de porte oculto en tobillera

IFAK de porte oculto en tobillera

El término IFAK es ya bien conocido por la mayoría de los miembros de nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (FCS) y de nuestras Fuerzas Armadas (FAS), como el botiquín con contenido estandarizado por los comités internacionales para la asistencia sanitaria de las 3 causas de muerte evitables en combate y, por extensión, en el entorno táctico: la hemorragia masiva en extremidades y en unión de miembros, la obstrucción en vía aérea y el neumotórax a tensión.

 

Este nuevo botiquín individual, de concepto opuesto a los que llevaban policías y militares antes de las guerras de Afganistán y de Irak para realizar curas menores, son actualmente portados en diferentes tipos de bolsillos que se ubican en en el lugar del equipamiento que mejor se adapta a las necesidades profesionales de cada usuario.

 

Tenemos, por ejemplo, buceadores de combate que portan su IFAK dentro de bolsillos estancos con válvulas de vacío, desactivadores de explosivos que lo llevan en la parte trasera de sus trajes ante eventuales explosiones frontales, así como IFAK,s de poca profundidad en posiciones lumbares para rellenar el hueco que el chaleco anti-balas deja durante muchas horas sentados en un coche patrulla o en un vehículo blindado anti-minas.

  

Pero tampoco debemos olvidar al personal policial y militar que realiza sus servicios y misiones con ropa de paisano, lo que les obliga a portar el IFAK de forma más o menos discreta. Para las particularidades de este personal se han desarrollado tobilleras pensadas para llevar material sanitario, permitiendo que estos profesionales también dispongan de lo necesario para dar una atención sanitaria adecuada pues, como es lógico, la eficacia de toda actuación se reduce significativamente si no contamos con los materiales imprescindibles.

 

De todos los modelos de tobilleras para componer un IFAK discreto, desde los modelos más minimalistas hasta los más voluminosos con multitud de bolsillos más o menos amplios, os ofrecemos un modelo de volumen medio, suficiente para tener a mano y de forma discreta todos los elementos imprescindibles del IFAK (torniquete, gasa hemostática, cánula nasofaríngea, parche torácico y venda de emergencia) con los que realizar las 3 primeras letras de los acrónimos MARCH PAWS: Hemorragia Masiva, Vía Aérea y Respiración. Sin embargo, sólo podremos portar todos estos elementos en ella si elegimos el modelo de cada dispositivo de forma inteligente o, de lo contrario, no cabrá todo en la tobillera o será poco discreta una vez rellena. 

 

Como torniquete, para llevarlo en uno de sus bolsillo elásticos, os recomendamos el CAT 7, pues es fácil de usar bajo estrés, pesa poco, ocupa poco si dejamos el seguro fuera del bolsillo y no pita en los arcos ni con los detectores de metales manuales. El el otro bolsillo elástico de este modelo de tobillera llevaremos una gasa hemostática, preferiblemente la Combat Gauze por ser ésta la gasa hemostática de elección en los procedimientos internaciones.

 

En el bolsillo con solapa de la tobillera llevaremos un vendaje de emergencia de 10cm (4"), pero no uno cualquiera, sino el vendaje israelí T3, pues es modular y nos ofrece prestaciones extra mientras mantiene su tamaño compacto de los vendajes de 4". Este vendaje exige formarse adecuadamente con él, ya que para sacarle todo el provecho a esta venda hay que usarlo de forma poco ortodoxa, diferente a como la marca publicita en sus videos demostrativos.

 

Respecto al parche torácico, renunciando a llevar más de uno, elegiremos un modelo compacto como el Hexagon Chest Seal Vented y lo portaremos envolviendo a la gasa hemostática en el mismo bolsillo elástico. La cánula nasofaríngea se debe ubicar, plegando previamente las solapas de su envoltorio, en las cintas MOLLE horizontales de la tobillera, junto a unas tijeras de trauma pequeñas si no prevemos pasar por aeropuertos u otros lugares con detectores de metales. El personal instruido para el uso de la aguja de descompresión torácica también la suele llevar en estas cintas MOLLE, siempre que no se vaya a pasar por detectores de metales.

 

En cuanto a la forma de colocarse la tobillera, la llevaremos preferiblemente con calzado sin caña, es decir con calzado que no sean botas, pues con la caña de las botas pasará menos desapercibida la tobillera sobre el tobillo. También es preferible que se lleve del revés, es decir, con la solapa del bolsillo grande y las aperturas de los bolsillos elásticos mirando hacia abajo. Con ello conseguiremos acceder rápidamente al contenido de la tobillera sin necesidad de subirnos mucho la pernera del pantalón. Además, conviene ubicar el bolsillo con solapa en la parte interna de la pierna, pues el vendaje T3 es el elemento más voluminoso y suele pasar notarse menos a la vista cuando está ubicado en la cara interna del final de la pernera. 

 

 Nada más. Esperamos haber podido ayudar a todos aquellos que necesitáis portar el IFAK de forma discreta. Os dejamos el enlace a la parte de Material para Alumnos de nuestra web, donde podréis encontrar la tobillera y el resto de  elementos que componen esta modalidad de IFAK de porte oculto.

https://copscaveformacion.com/collections/material

 

 

El Equipo de Instructores

de Cop's Cave Formación. 

 

 

 

 

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.